Nos demos cuenta o no, todo el tiempo cada segundo que pasamos, estamos cambiando, y están cambiando las cosas, las circunstancias, todo…

La mayoría de las veces es casi inperceptible, pero todo cambia constantemente.

Cuando tenemos un cambio repentino y significativo es cuando nos damos cuenta del camino que hemos recorrido y que de alguna manera nos llevó a ese punto circunstancial.

A la mayoría de la gente le asusta el cambio, incluso a mí, pero muchos optan por una actitud negativa ante esta situación, pues han llegado a un punto en el que tienen ya su zona de confort y es difícil renunciar a ella. Pero en la vida todo es cambio constante y es algo que tenemos que entender y adaptarnos,

Yo por lo general intento adaptarme a los cambios y verlos como retos, he aprendido que cuando están en tu zona de confort por lo general empiezas a flojear y a relajarte y eso no siempre es bueno.

Renovarse o morir… frase muuuy cierta, y que a muchos les cuesta trabajo entender.

Yo soy formadora de líderes, o al menos eso intento, y para sacar lo mejor de las personas también es importante hacerles sentir que son importantes, por así es, y cuando consigues que alguien entienda lo importante que es para tí, siempre podrás conseguir lo mejor de ella.

Nuestra rutina tiene que ser mejorar en cada segundo, yo no quiero ver eternamente a las personas que tengo a mi alrededor, conmigo, porque quiero que crezcan personal y laboralmente, y para eso deben dar su máximo esfuerzo…

Dá lo mejor de tí a cada minuto, apoya, alienta, ánima, enseña a la gente a tomar riesgos, hazles ver que tienen la capacidad para crecer más de lo que ellos mismos pueden ver… Dá…

Y al final del día te sentirás satisfecho…

Nunca esperes reconocimiento, ni agradecimiento, el hecho de ver crecer a la gente que quieres es más que suficiente.

Anuncios