No comprendo a esas personas que quieren vivir como si de verdad la vida fuera una fantasia, donde todo se les dá porque sí, mágicamente y sin ningún esfuerzo…

“El que quiera azul celeste que le cueste”, así reza ese dicho muy cierto, y que mucha gente no comprende claramente, lo que uno quiere en verdad lo consigue con esfuerzo…

Simplemente no entiendo…

Yo soy afortunada, pero no espero que las cosas buenas lleguen a mí caídas del cielo, siempre hago mi mejor esfuerzo, porque sé que todo lo bueno y malo que haces regresa a tí como un bumerang, y lo he comprobado muchas veces…

Pero, nadie aprende en cabeza ajena, el tiempo nos enseña siempre… Yo espero que me enseñe a entender todo lo que no comprendo todavía….

 

Anuncios