Blancas, negras, piadosas, por omisión…???… Realmente crees que una mentira puede catalogarse?

Una mentira es simplemente una mentira, que con un poco de impulso puede llegar a crecer y a hacer mucho daño a todos a su paso.

Dicen que entre más grande la explicación es más grande la mentira, y es muy cierto… Y cuando te acostumbras a mentir, es difícil detenerte, y cuando lo intentas terminas nadando en un mar de fantasía que haz creado casi sin darte cuenta la magnitud que llegaría a tener…

Si descubres una mentira en tu vida, lo mejor es hacerlo a un lado, no pedir explicaciones, porque podría ser que en esa explicación venga acompañada de más mentiras, y no tiene caso escuchar a alguien que de antemano ya te demostró que no es confiable, si es capaz de mentirte en algo pequeño, fácilmente podrá mentirte en algo realmente importante…

Dicen que la confianza de gana todos los días, y se pierde en un instante… y tienen toda la razón.

Pero tampoco hay que hacer un drama de todo esto, después de todo, tenemos la mala costumbre de mentir, decir “mentiras blancas”, depende de cada quien conocer a la gente con que se rodea y saber realmente en quien confiar, y en quien no.

De cualquier forma, hay que hacer buenos hábitos, y el no mentir también debe ser uno de ellos…

después de todo, no somos más que humanos… llenos de errores.. así como de virtudes, y unas no borran a las segundas…

La próxima vez que pienses decir una mentira “piadosa”, detente a pensar cuanto puede crecer…

Anuncios