El mejor regalo del 14, no fueron los chocolates, ni las flores, no fue la cena, ni el paseo, fué esa mirada en la que me reflejo y siento que vuelo, fué esa caricia en el momento exacto que nos conectamos sin tener que hablar…

El mejor regalo siempre es tener tu abrazo cuando tengo frío, y lograr tu risa cuando te siento triste, y tomes mi mano cuando me siento sola…

Tu compañia sin duda es el mejor regalo, tu amor que da color a mis días…

Anuncios